viernes, 17 de julio de 2015

Descubre tu "sexto sentido"


La adivinción tiene sus origenes al comienzo de la humanidad; ya en la prehistoria, nuestros antepasados utilizaban las pinturas rupestres como visiones de su caza, y posteriormente las distintas civilizaciones la han seguido utilizando para averiguar que peligros les acechaban usando diversos métodos.



Todos estos magos, tenían algo en común: la percepción extrasensorial que se encuentra en algunas personas (incluso cuando ellas mismas no tienen noción de poseerla), y pueden ser desarrolladas. Este desarrollo es una condición indispensable, aún cuando se posea esta percepción extrasensorial, ya que cualquier práctica esotérica requiere una predisposión pero también una enseñanza. La adivinación no es un arte que se aprenda en un día. Además no ha sido hasta el siglo XX, cuando se ha intentado profundizar en el tema alejándose de la idea preconcebida y poco permisiva por parte de la sociedad.

El término Percepción extrasensorial (ESP) fue acuñado por Joseph Banks Rhine pionero en el campo de la Parapsicología, en cuyos estudios se usaban las Cartas Zener para realizar pruebas sobre diversas capacidades extrasensoriales como la Telepatía. Pero sin lugar a dudas la percepción extrasensorial es una condición indispensable (aunque no suficiente) para la adivinación, ya que ésta última requiere no solo de esta cualidad tan poco común, sino de un entrenamiento continuado en el tiempo a fin de mejorar nuestras cualidades.
cartas zenner

Ahora bien, ¿cómo podemos saber si somos videntes o tenemos un sexto sentido que nos distingue de los demás? Se deben de dar las siguientes condiciones:
1. Siempre has tenido corazonadas, (incluso desde pequeñ@) y se han cumplido un alto grado de porcentaje de las mismas.
2. Algunos de tus sueños y su significado han transcendido a la realidad.
3. Tienes una gran psicología que te permite distinguir de entre un gran número de personas cuales son las de fiar y cuales no.
4. Cuando tienes un oráculo ante tí (tarot, runas, bola de cristal), lo manejas con gran facilidad, a pesar de la complejidad que pueda revestir.
5. En ocasiones  eres hipersensible con las causas injustas.

Todas estas condiciones, son básicas para entender que uno mismo puede tener el don de la percepción extrasensorial. Por ello, si creemos o tenemos la sospecha de que poseemos dicha cualidad, debemos entenderla como una característica que nos define que debe de ser reconducida mediante la enseñanza y la práctica. Existen muchos libros en el mercado esotérico, pero os dejo algunos fundamentales que os servirán de "guía" para los que estéis aprendiendo.

1. Magia casera super fácil
2. El tarot de marsella super fácil
3. Guía práctica de la bola de cristal


Si deseas saber más, puedes visitar www.elriconmagico.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por compartir tus comentarios. Tu opinión es muy importante para nosotros!

Artículos relacionados

Puede que también te interese: