martes, 2 de junio de 2015

Que es la Reencarnación


A medida que nos adentramos en este nuevo milenio vemos que la ciencia la tecnología crecen de la mano exponencialmente a pasos agigantados, tanto que en ocasiones no nos da ni tiempo absorber la cantidad de conocimiento que surge de estos estudios. Toda esta cantidad de indigente conocimiento almacenado en ordenadores nos hace cada vez más y más sabios desde el punto de vista del saber científico, pero no ocasiones también nos aleja del saber y conocimiento espiritual, que ha llegado hasta nuestros días como herencia del pasado.



Uno de los conceptos espirituales más comunes es la creencia de la reencarnación y de que el cuerpo efímero contiene una esencia que va más allá de lo meramente tangible y regresa una y otra vez para perfeccionarse. Algunos filósofos como Nietzsche hablan incluso del eterno retorno y en Grecia se creía que el alma volvía para hacerse un nuevo comienzo y pagar por los errores y sus vidas pasadas. La mayoría de las religiones orientales creen en la reencarnación íntimamente ligada con el karma como una ley cósmica que lo rige todo y  del que hablaremos en un artículo más adelante.

Pero, ¿qué entendemos por Reencarnación?. Es el acto de digamos volver a nacer en un cuerpo diferente mientras que nuestra alma y esencia continúa siendo la misma. Muchos intentos ha habido de encontrar el alma como si de algo tangible se tratara. Descartes incluso la llegó a situar en la glándula lineal pero no existen pruebas concluyentes de que esto así sea, dado que por el momento no se conocen métodos científicos que puedan cuantificar o materializar algo que no lo es.

Los principales métodos de estudios de la reencarnación son la regresión a nuestras vidas pasadas mediante la hipnosis, los viajes astrales y los sueños siendo estos últimos fundamentales ya que cuando estamos soñando nos adentramos en lo más profundo de nuestro subconsciente el cual encierra en su interior nuestra esencia más primigenia permitiéndonos ver por recordar que fuimos en vidas anteriores.

No cabe duda de que en ocasiones pueden mas nuestras ganas de haber vivido una vida excitante, y haber contribuido a la historia que el mero hecho de tener que reconocer que con anterioridad hemos vivido una vida humilde y que aquí estamos de vuelta para concluir un ciclo todavía incompleto. Todo el mundo preferiría haber sido Napoleón antes que un sencillo labrador, pero en todas nuestras vidas pasadas unas veces nos habrá tocado ser hombre, y otra mujer, unas veces una persona acaudalada y otras un mendigo, para poder realizar una misión y completar el círculo.


 
Si deseas saber más, puedes visitar www.elriconmagico.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por compartir tus comentarios. Tu opinión es muy importante para nosotros!

Artículos relacionados

Puede que también te interese: